"La apreciacion popular del realismo en el bodegon se relaciona con la leyenda griega antigua de Zeuxis y Parrasio, de quienes se dice que compitieron por crear los objetos mas parecidos a la realidad, siendo estas las descripciones mas antiguas de la historia de la pintura del trampantojo.[4] Como Plinio el Viejo relataba en los tiempos romanos, los artistas griegos de siglos antes ya eran muy diestros en el retrato y el bodegon. Distinguio a Peiraikos, cuya maestria muy pocos sobrepasan... Pintó tenderetes de zapateros y barberias, asnos, plantas y cosas semejantes, y por esa razon le llamaron el "pintor de los objetos vulgares"; aun asi estas obras eran en conjunto deliciosas, y se vendian a precios mas altos que las mas grandes [pinturas] de muchos otros artistas".

Achtung I, 2017

Oleo sobre lienzo, 100 x 73 cm

Achtung III, 2017

Oleo sobre lienzo, 100 x 65 cm

Achtung IV, 2017

Oleo sobre lienzo, 65 x 46 cm

Achtung V, 2017

Oleo sobre lienzo, 51 x 50 cm

Achtung VI, 2017

Oleo sobre lienzo, 65 x 46 cm

Objetos II, 2015

Oleo sobre lienzo, 81 x 100 cm

En el olvido, 2003

Oleo sobre tabla preparada, 70 x 110 cm

Vinilos I, 2012

Oleo sobre lienzo, 70 x 100 cm

Objetos III, 2015

Oleo sobre lienzo, 81 x 100 cm

Objetos IV, 2015

Oleo sobre lienzo, 81 x 100 cm

Retrato de piloto, 2012

Oleo sobre lienzo, 181 x 150 cm

Materiales I, 2007

Oleo sobre lienzo, 115 x 89 cm

Achtung II, 2017

Oleo sobre lienzo, 100 x 65 cm